Cuando una gran multitud se cabrea

Da igual la sofisticación de las armas y armaduras de los antidisturbios. Cuando una gran multitud de personas muy cabreadas deciden atacar ni todo el cuerpo de policía sería capaz de detenerles. Es fácil superarles en número y los manifestantes siempre estarán más motivados.

En mi opinión, la solución no es aumentar el número de antidisturbios, comprar más pelotas de goma, echar ácido corrosivo al agua,etc. La solución está en rectificar, mejorar y pedir perdón si es necesario para no llegar a una situación como esta. Pero seguro que esto ya lo saben.

    Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.