Si no tienes nada que ocultar no tienes nada por lo que preocuparte

Cámaras cada vez más pequeñas, con mayor resolución de imagen y almacenamiento de vídeo, acopladas a aparatos voladores de varias hélices que les proporciona una gran estabilidad de movimiento, controlados remotamente y con coste muy económico. Si además le añades un software de reconocimiento facial y un sistema de navegación automático creas un vigilante perfecto que posiblemente lo veamos utilizado por las fuerzas de seguridad de cualquier estado dentro de poco tiempo. Sobre esto habla el siguiente cortometraje de ficción mostrando un futuro escalofriante. Muchos defenderán este tipo de aparatos diciendo: si no tienes nada que ocultar no tienes nada por lo que preocuparte, lo hacemos para mejorar tu seguridad. No te dirán que realmente has perdido tu privacidad para dársela a alguien que a saber realmente qué uso hará de ella. Puede que muchas empresas estén interesadas en conocer los hábitos de consumo de los ciudadanos registrando su actividad por toda la ciudad. Y si un día no estás a favor del sistema con más facilidad te podrán dar una patada en el culo.

    Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies